sábado, 4 de noviembre de 2017

El castaño sabio

                                     


Empecé a amar la naturaleza desde corta edad. Mi abuelo me inició llevándome con él a recoger castañas.
El abuelo quería tanto a esos árboles, los había plantado cuando era joven, los cuidaba con esmero y ellos a cambio le ofrecían sus frutos.
Yo le acompañaba feliz y con mis pequeñas manos recogía las castañas, que previamente el abuelo se ocupaba de separar de su picante envoltorio, con sus mágicos zapatos.
En el límite del castañar estaba el árbol sabio, así le llamaba el abuelo. Recorríamos en círculos toda la finca hasta que emocionado llegaba a verlo. Ahí estaba! con su ojo mágico que parecía reconocerme en cuanto me acercaba. El abuelo me decía: "Es el castaño con más años y experiencia del castañar. Allá muy dentro de su tronco tiene un corazón. Sabe que lo cuidas y claro que siente cuando te acercas"

El castaño sabio de gran corazón me vio crecer paseando con el abuelo por muchos años. Pero llegó una temporada de recogida de castañas y ese año ya no tuve los zapatos mágicos que separaban las castañas de su picante envoltorio... Esta vez sonaban dos pisadas solitarias sobre las hojas secas... al llegar al castaño del corazón guardado en su tronco, su ojo acompañó mis lágrimas con unas gotas de savia deslizándose suavemente por su corteza...

Pasó el tiempo y de nuevo sonaron más pisadas sobre las hojas, unas pequeñas manos recogen castañas, que previamente unos mágicos zapatos separan de su envoltorio picante. Recorremos en círculos toda la finca y llegamos emocionados a su lado.  Ahí está! con su ojo mágico que parece mirarnos. Siento apretar mi mano y digo: "Sabe que lo vas a cuidar y te reconoce cuando te acercas. ¿Y sabes otra cosa? allá muy dentro de su tronco tiene un corazón...


29 comentarios:

  1. It must hav been nice being there as a child :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. It is necessary for children to love nature :)

      Eliminar
  2. Me encanta la historia que has contado, también yo participé en la plantación de unos árboles junto a un grupo de alumnos y ahora son árboles grndes que prporcionan una buena sombra para el verano.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Antonia. Es maravilloso plantar árboles y verlos crecer.
      Besos

      Eliminar
  3. Hi. Wonderful text. I liked a lot. Eye of wood.

    ResponderEliminar
  4. Foi uma infância feliz, não foi?
    Bom domingo, Tânia.
    Beijinhos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenho muitas lembranças do meu avô Benito. Esse relato é parte vivência e parte ficção.
      Boa noite, Nina. Beijinhos

      Eliminar
  5. I enjoyed the telling of the story. The photo is beautiful, the eye of the tree, I love that.

    ResponderEliminar
  6. Such a lovely story, Tania ! Thank you for sharing !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks, Dani. The memories of grandparents are always beautiful.

      Eliminar
  7. O baby, what a beautiful story do you have shared with us! :)
    My grandmother taught me a lot about plants and flowers.
    Have a nice week, Tania!
    Hugs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks, Ella. The teachings of the grandparents remain forever in our hearts.
      Good week for you too!
      Hugs!

      Eliminar
  8. Qué bonita historia. Todo se renueva, siempre, en un ciclo que has sabido disfrutar desde muy niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gabriela. Hay que transmitir el amor por la naturaleza desde niño, así la amarás para siempre.

      Eliminar
  9. Uma bela escrita, deva ser muito bom essas lembranças!
    Também amo ma natureza! bj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obrigada, Lena. As lembranças de crianças são as melhores.
      Beijos

      Eliminar
  10. Lindo texto, lindas lembranças, adorei!
    Beijos.

    ResponderEliminar
  11. Preciosa entrada Tania, que tierna. A los niños hay que enseñarles a amar la naturaleza si no esto no tendrá remedio. Y o espero poder llevar pronto a mi nieto conmigo con la ilusión de que le guste tanto como a mi. Un besin enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lola. Es cierto, tenemos que enseñar el amor por la naturaleza desde niños. Estoy deseando tener nietos para que empiecen a amarla tanto como nosotras. Qué suerte, tú ya puedes transmitir tu pasión! espero que me hagan abuela pronto.
      Biquiños

      Eliminar
  12. Hallo Tania,
    auch ich liebe die Natur. Schon als kleines Kind durfte ich mit dem Vater hinaus in den Wald und mit Blumen und Blättern spielen. Heute nehme ich so oft wie möglich eine Kamera mit auf unsere Ausflüge und halte alles im Bild fest, was mich interessiert und mir gefällt.
    Vielen Dank für Deinen Bericht vom Kastanienbaum. Er ist einer meiner Lieblingsbäume und im Herbst sammle ich gerne die runden, glatten Früchte, die sich in meine Hände schmiegen.
    Liebe Grüße von Ingrid

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita, Ingrid. Me alegro de que la historia te recuerde a tu infancia. Se comienza amando la naturaleza desde niños. Tenemos mucho en común.
      Saludos

      Eliminar
  13. Que emocionante Tania, te veía con el abuelo por el bosque. Besitos.

    ResponderEliminar