viernes, 19 de junio de 2020

Piolín

En primavera la casa nido colocada bajo el balcón albergó a una familia de herrerillos. Las continuas entradas y salidas de los padres y el bullicioso sonido de los pequeños que esperaban su alimento nos hacía pensar que la prole era numerosa.
Al poco tiempo comenzaron a salir, los rayos de sol primaverales ayudaron a secar sus plumas y desplegar sus alas. Todos emprendieron el vuelo hacia su nueva vida, todos menos uno, que volvía todos los días al que fuera su hogar. Piolín nos saludaba con el tamborileo de su pico en la ventana mientras estábamos comiendo, un día dejó de venir y todos le echábamos de menos. No se había ido muy lejos... solo a unos metros en el pequeño bosque los abedules están repletos de pequeños insectos, su comida favorita, allí se ha instalado nuestro Piolín.

17 comentarios:

  1. Que linda foto e quanta ternura nela! Lindo fim de semana! beijos, chica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obrigada, Chica! Bom fim de semana para você também.
      Beijos

      Eliminar
  2. Hello dear Tania!
    Such a beautiful bird!!Exellent photo and great capture!
    Have a lovely weekend! Take care!
    Dimi...

    ResponderEliminar
  3. Hello Tania!
    Beautiful photos! The bird are very pretty.
    Hugs!

    ResponderEliminar
  4. Bonita historia. Te has sentido muy bien acompañada. Ahora cuando vayas a pasear por el bosque , puedes verlo de nuevo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, sí, me gusta mucho el sonido y la compañía de los pájaros. El bosque está integrado en casa, mejor dicho, la casa está integrada en el bosque.
      Besos

      Eliminar
  5. So nice that one of them still lives close by you :-)

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Se quedó al lado de casa, se ve que es un buen sitio para vivir.

      Eliminar
  7. Sempre delicados,
    Boa companhia.
    Abraços.

    ResponderEliminar
  8. I liked your story, Tania. Brave bird,
    happy Sunday!

    ResponderEliminar