domingo, 5 de junio de 2022

Día Mundial del Medio Ambiente


 No quería dejar pasar el Día Mundial del Medio Ambiente sin  insistir en la importancia de proteger y perservar la naturaleza.

Vamos a empezar a valorar nuestro entorno más cercano, todos en la medida de nuestras posibilidades podemos hacer algo para mejorar nuestra naturaleza y nuestros bosques: limpiando la basura que personas sin conciencia ambiental vierte sin control; avisando de un humo antes de que se convierta en un incendio devastador; cuidando las orillas de nuestros ríos; evitando fertilizantes y pesticidas en nuestros huertos; reciclando y reutilizando para no saturar los basureros...

Pequeños gestos de todos conseguirán que el futuro del medio ambiente de nuestros descendientes no sea muy diferente del actual.

sábado, 23 de abril de 2022

Día de la Tierra


 Ayer se celebró el Día de la Tierra.

He querido ilustrar este post con una foto en blanco y negro porque creo que nuestro planeta está amenazado y en peligro como nunca antes lo ha estado.

El ser humano no cuida su hábitat como sí lo hacen otras especies. Ponemos todo nuestro empeño en maltratar bosques, mares y océanos sin pensar que al mismo tiempo estamos destrozando el futuro de nuestros descendientes.

Las imagenes de guerras injustas con el horror y la muerte nos hacen ver la capacidad que tiene el ser humano para provocar el terror y la destrucción. La amenaza nuclear sería el punto y final del planeta. Que la Madre Tierra nos proteja.


(Debido a circunstancias personales y familiares no atiendo el blog con regularidad. Mis disculpas por atrasar las contestaciones y mis visitas a blogs amigos)

sábado, 9 de abril de 2022

Olor de bosque


 Abrir la ventana al despertar por la mañana y escuchar el sonido de los pájaros en las copas de los árboles es un placer que no tiene precio.

Es la naturaleza que acompasa su derpertar con el nuestro. Es un nuevo comienzo y la vida se abre paso con su maravillosa trasformación.

El bosque tiene un olor caracteristico en primavera, las hojas y los primeros brotes desprenden aroma de nueva vida. Debemos observar y aprender a vivir con calma y tranquilidad en medio de la incertidumbre que nos invade. La naturaleza nos muestra que siempre hay un lugar para la esperanza 

martes, 22 de marzo de 2022

Pulgarcito


 Había una vez unos leñadores que tenían siete hijos y eran muy pobres. De los siete hermanos, el más joven nació muy pequeño, casi del tamaño de un pulgar y por eso le llamaban Pulgarcito.

Una noche Pulgarcito escucho a sus padres que decían:

-Mañana tenemos que ir al bosque a por leña para venderla, apenas tenemos lo suficiente para dar de comer a nuestros hijos.

Pulgarcito reunió a sus hermanos y les dijo:

-Mañana cuando vayamos al bosque a recoger leña con papá y mamá nos esconderemos, pensarán que nos fuimos a casa y nosotros saldremos en busca de riquezas.

-Pero, ¿y si nos perdermos? preguntó el hermanito más miedoso.

- No te preocupes, iré dejando miguitas de pan a lo largo del camino y solo tendremos que seguirlas.

Así fué, cuando salieron de casa para ir al bosque Pulgarcito fue dejando migas por el camino. pero al mismo tiempo un pajarito las iba comiendo sin que él se diera cuenta...

Recogieron la leña y al llamarles para regresar, sus padres no los encontraron.

-Se habrán ido a casa- Dijeron, y emprendieron el camino de regreso. 

Enseguida llegó la noche, Pulgarcito y sus hermanos salieron de su escondite, no encontraron las miguitas y se perdieron. Lloraban de miedo y Pulgarcito les dijo:

-¡Mirad! en aquella casa a lo lejos hay una luz, vamos allí.

Llamaron a la puerta ¡Pun, pun, pun! abrió una mujer y le pidieron:

-Déjenos pasar, buena mujer, nos hemos perdido en el bosque.

-Pero esta es la casa del ogro, niñitos, si os encuentra os comerá.

-¡Por favor! tenemos mucha hambre y frío. Insistieron.

La mujer del ogro les dió de cenar y los escondió debajo de la cama. Cuando llegó el ogro exclamó:

-¡Huelo a carne de niños! Los niños estaban temblando debajo de la cama pero el ogro los encontró.

-'Déjalos para mañana y los cocinaré! Dijo su mujer.

El ogro los acostó en la misma habitación de sus siete hijas. Cuando todos dormían, Pulgarcito cambió los gorros de dormir de las niñas y los puso en las cabezas de sus hermanos y en la suya, El ogro entró y al comprobar las cabezas pensó que eran los niños y dijo:

-Mañana comeré a estos niños.

Pulgarcito despertó a sus hermanos y se escaparon corriendo. A la mañana siguiente el ogro descubrió el engaño,  se puso sus botas de siete leguas  y salió a buscarlos. Se cansó y se tumbó debajo de un árbol a dormir.  Los hermanos salieron de su escondite y Pulgarcito les dijo que buscaran el camino a casa.

-No os preocupeis, volveré pronto.

Con mucho cuidado le quitó las botas de siete leguas al ogro y se las puso él. Como eran unas botas mágicas se adaptaban al pie de quién las calzaba le quedaron perfectas. Con ellas se fue a casa del ogro, entró con mucho cuidado y buscó el tesoro que estaba escondido, era un cofre lleno de oro y plata. Cargado de riquezas volvió a casa de sus padres, ayudado por las botas de siete leguas llegó muy rápido.

Desde entonces no tuvieron que volver al bosque a por leña para vender y todos juntos fueron muy felices.

Foto: Google


viernes, 18 de febrero de 2022

Amor eterno...


 El amor permanece en los corazones y no desaparece cuando el cuerpo físico ya no está.

En la naturaleza se marchita y muere la flor, pero permanece el recuerdo de su aroma, su belleza y la ternura que sentimos al tocarla...

Memory of my Mom.

sábado, 15 de enero de 2022

Tsubaki


 Tsubaki es el nombre japonés de la camelia. En China, Durante la Dinastía Ming, las camelias fueron consideradas "la flor más hermosa que hay bajo los cielos" ciertamente son muy bellas.

En Galicia tenemos las caracteristicas óptimas para el cultivo de camelias. Un clima húmedo, temperaturas suaves con suelos ácidos y fértiles. Hasta 8.000 variedades diferentes se pueden admirar en las rutas de visitas por los jardines de castillos, pazos y bosques. Se celebran anualmente concursos-exposiciones en muchos lugares.

En mi jardín ocupan un lugar preferente, la foto que ilustra esta entrada es de una variedad rosada que curiosamente,  tiene dos flores de coloración diferente.   

jueves, 9 de diciembre de 2021

El bosque se viste de blanco


 La ardilla Ardy se afanaba en recoger nueces y bellotas del bosque. Un montón de frutos se agolpaba a la entrada de su refugio. Un hueco en el tronco de un viejo roble servía de vivienda a la ardilla desde hace años.

Su vecino el buho Uho la observaba desde lo alto del roble, su vivienda estaba situada un poco más alta que el hogar de Ardy, compartían el viejo roble, su casa también era acogedora y cálida. Ardy lo vió y le dijo:

-Buenos días Uho! 

-Buenos días Ardy! respondió el buho.

-Parece que va a empezar a caer nieve- siguió diciendo la ardilla. -Voy a meter mis provisiones en casa, espero que me dé tiempo, si la nieve las cubre ya no me servirán.

Uho se había dedicado toda la noche a cazar y tenía la despensa llena. Ahora su intención era tumbarse a descansar dentro de su casa, por eso le contestó a modo de disculpa:

-Tengo que ordenar mi despensa, de buena gana te echaba una mano, pero no puedo- Y acto seguido se metió dentro.

Ardy observó el montón de bellotas y nueces y suspiró resignada, tendría que apurar el trabajo. Empezó a coger las provisiones que podía abarcar y trepar por el tronco hasta su refugio. Mientras ascendía un copo grueso de nieve cayó sobre su hocico, y luego otro y otro y otro... así hasta que un manto blanco empezó a cubrir el bosque.

Uho dormía placidamente sobre una mullida cama de hojas secas cuando una ráfaga de ventisca fría llevó copos de nieve hasta su pico. - Vaya!- exclamó, se había olvidado de cerrar la puerta y al levantarse a cerrarla vio la gran nevada que empezaba a cubrir el bosque. Se asomó y vio a su vecina afanada en guarecer sus provisiones, sintió lástima y voló hasta el suelo.

-Vengo a echar una mano- le dijo. Con sus alas apartó la nieve que cubría las bellotas y nueces. Cogía en sus garras un fruto y volaba hasta la casa, la ardilla trepaba con dos. Al poco rato ya estaba todo el montón a buen resguardo.

-Muchas gracias, vecino, sin tu ayuda no lo habría conseguido- dijo agradecida Ardy.

-Perdona, pude hacerlo antes- confesó Uho - pero estaba cansado y me acosté un rato.

-No importa- siguió diciendo la ardilla -lo importante es la acción final.

Si entre todos nos ayudamos cuando es necesario, los problemas se resuelven más facilmente.



viernes, 5 de noviembre de 2021

Amor perruno


 "Desconfío de una persona a la que no le gustan los animales. Pero confío en mi perro cuando no le gusta una persona"


Inteligentes, fieles, cariñosos, dan amor sin pedir nada a cambio hasta el final de sus días. Nadie debía pasar por la vida sin comprobar el bienestar y la tranquilidad que produce acariciar a un peludito. 

Mis cinco compañeros son miembros de la familia y reciben el mismo amor y cuidados. En el pequeño bosque descansan Sila, Astro y Trosky siempre en nuestro recuerdo... 


viernes, 1 de octubre de 2021

Llega el otoño


 El bosque se transforma y adquiere su forma más hermosa. La noche se iguala al día, es el equinoccio de otoño.

Las madrugadas son más frías, los árboles reciben el aviso y comienza el baile de colores: ocres, amarillos, rojizos... el bosque se viste con sus mejores galas.

 Se inician los cambios y las hojas adquieren los bellos tonos. Castaños, abedules, robles, hayas; todos tienen diferentes tiempos y matices. Disfrutemos de este maravilloso momento!

viernes, 3 de septiembre de 2021

El duende del bosque


 Al pequeño Fabio le gusta pasear por el bosque cercano a su casa. Todos los secretos y la magia que esconde, los animales que permanecen ocultos salen de sus refugios en cuanto comprueban  que es el niño el que los visita, confian en él y saben que siempre los ayudará si están en dificultades.

Un día que paseaba escuchó un sollozo muy leve, se acercó con mucho cuidado y al apartar unas ramas vio un pequeño gnomo que lloraba entristecido. Fabio le preguntó:

-Qué te pasa por qué lloras?

El duendecillo se sobresaltó pero en seguida se tranquilizó al ver que era Fabio, le había visto muchas veces durante sus visitas al bosque y sabía que era un niño muy bueno que cuidaba mucho de todos los habitantes del bosque. El duende le contestó:

-Estoy triste, muy triste.

-Cuéntame que te pasa- insistio Fabio- a lo mejor puedo ayudarte.

-Tenía mi casa en un túnel bajo este árbol, esta noche el viento lo ha arrancado y mi hogar se ha destruído.

-Oh! qué pena- le consoló Fabio mientras observaba el destrozo.

-Sí, había trabajado mucho para construirlo, estaba muy protegido y calentito- continuó relatando el gnomo a la vez que se secaba las lágrimas.

-No te preocupes, yo te ayudaré a volver a construir tu casita.

El duende se puso muy contento y juntos se pusieron manos a la obra. Aprovechando la forma de seta que se había formado en el tronco del árbol caído, colocaron unas piedras como base de la futura casa. A continuación pidieron ayuda a los animalitos del bosque, así, el erizo les indicó donde encontrar unos buenos troncos para formar la casita. La ardilla los llevó hasta unas sabrosas castañas para alimentarse y el corzo les trajo unas ramas para camuflar los troncos y terminar el nuevo hogar.

Todos se pusieron afanosamente a trabajar y avanzada la tarde ya habían terminado. El duende estaba feliz y agradecido, los invitó a merendar con las castañas que generosamente doña ardilla le regalara.

Fabio regresó a su casa muy contento y se despidió de sus amigos del bosque. Si todos nos ayudamos cuando alguién está en dificultades, todo tiene un final feliz.