viernes, 7 de mayo de 2021

Perlas de agua...

Las perlas efímeras que forman las gotas de lluvia en las hojas de las plantas transforman el huerto en un lugar mágico. Son gotas valiosas, la naturaleza necesita el agua para su ciclo de vida. Despues de la lluvia el jardín y el huerto se convierten en el expositor de la mejor joyería, son joyas que debemos apreciar,  valorar y gestionar de la manera más sostenible para el futuro.  
 

sábado, 17 de abril de 2021

Wishes in the wind


 It's time to make wishes!

I ask for health for all, peace in the World and love in our hearts.

There are many wishes for a single flower, I know, but I hope they are fulfilled.


¡Es tiempo de pedir deseos!

Pido salud para todos, paz en el mundo y amor en nuestros corazones. 

Son muchos deseos para una sola flor, lo sé, pero espero que se cumplan.

viernes, 26 de marzo de 2021

Ese instante...


 "Bajo el cielo nacido tras la lluvia escucho un leve deslizarse de remos en el agua, mientras pienso que la felicidad no es sino un leve deslizarse de remos el el agua" (Jorge Teillier)

Este poema y su metáfora refleja el momento que vivimos en la actualidad. La felicidad está en los pequeños momentos que pasan desapercibidos y dejamos pasar sin disfrutarlos. Quizás ahora, cuando estamos aislados en nuestro pequeño mundo, estamos aprendiendo a atrapar esos instantes leves.

En mi jardín bajo el cielo nacido tras la lluvia, el aroma de las flores es más intenso, los insectos y los pájaros están en plena actividad, la vista contribuye también a la felicidad. 

Mis perros se acercan y me piden caricias, deslizar las manos sobre los suaves mantos peludos es felicidad.

Escucho a  dos águilas sobre el bosque cercano, están en época de apareamiento y llegan como todos los años en primavera, ese sonido también es felicidad.

Me acerco al huerto y recojo los vegetales que formarán parte del menú de este día, el sabor de los productos naturales da mucha felicidad.

De camino a casa escucho un leve deslizarse de remos en el agua...

 


sábado, 6 de marzo de 2021

El búho Kiu


 Kiu es un búho que vive en el bosque que rodea la casa de Fabio.

Pasa el invierno en el hueco de un viejo roble. Los días soleados se queda disfrutando de los rayos solares a la puerta de su vivienda muy quieto y pensativo. La nieve cubre el bosque y su vecina la ardilla Illa pasa saltando sobre la nieve, ve a Kiu y le saluda:

-¡Buenos días, vecino! ¿No vienes a disfrutar de la nieve?

Kiu responde:

-No me gusta la nieve, prefiero quedarme aquí arriba.

-¡A mí me encanta!- responde Illa- Y se va saltando feliz.

Kiu se queda pensativo, la nieve no es lo suyo, le impide cazar con precisión. Esperará a que se diluya el manto blanco. 

Llega la primavera y la vida se vuelve a activar en el bosque. El búho comienza a cortejar a su futura pareja, ella no vive lejos, a pocos metros en otro pequeño bosque. Dentro de poco tiempo se ocupará de incubar a sus pequeños y él se encargará de alimentarla con insectos y roedores que serán el alimento necesario a partir de ahora.

Illa pasa bajo el roble y al no verlo lo llama a voz en grito:

-¡Kiu, Kiu! ¿Dónde estás?- En ese momento llega el búho con un ratón en sus garras, entra en el hueco, sale al instante enfurruñado y dice:

-Haz el favor de bajar la voz- dice en un susurro- Kay (así se llama su pareja) necesita tranquilidad, los polluelos están a poco de nacer. 

-Oh, lo siento, no sabía que tus pequeños estaban a punto de llegar.

-No te preocupes, pero a partir de ahora, no armes tanto alboroto.

-De acuerdo- responde- no molestaré.

De camino a casa, piensa, si Kiu caza y lleva ratones a sus retoños ¿correrá peligro ella misma? es de esperar que su zona de caza esté lejos del vecindario. Vuelve sobre sus pasos, llega a la casa de sus vecinos y llama de nuevo, esta vez más suave:

-¡Kiu!- El búo se asoma y pregunta -¿Qué ocurre?

-Quiero asegurarme de que si un día escasea tu alimento, me respetarás a mí y a mis futuros pequeños.

Kiu responde con una carcajada:

-¡Por supuesto! Puedes estar tranquila, soy un vecino respetuoso. Además- continúa- las ardillas no son nada apetitosas.

-Muchas gracias, vecino.

Illa se va saltando de rama en rama, mucho más tranquila y feliz.


viernes, 12 de febrero de 2021

Sentidiño...


El idioma galego tiene unas palabras que suenan de un modo suave y dulce. Esta esquina del planeta nos sitúa entre el inicio del océano Atlántico y el fin de la Tierra (Finis Terrae) Finisterre. Eso nos imprime un carácter especial desde el que relativizamos los sucesos, la típica templanza gallega, que  en realidad es la "famosa" resiliencia que nosotros llevamos practicando desde que nacemos.

 Algunas de nuestras palabras más hermosas: Fermosas, bico, agarimo, ledicia, aperta, morriña, bágoas, orballo, sorriso, brétema, quérote, sentidiño... Traducidas al español: Beso, caricia, alegría, abrazo, añoranza, lágrimas, llovizna, sonrisa, bruma, te amo, sensatez... 

sábado, 30 de enero de 2021

En medio de todo...


 Estamos asustados, abrumados, temerosos, el miedo es la sensación que se apodera de todos nosotros.

En medio de todo este caos nos queda la esperanza por un futuro que ahora nos parece muy lejano, un futuro donde desaparezca la angustia que nos produce no saber cuándo llegaremos a ver la luz al final del túnel.

Alzar la mirada y observar como los pequeños pájaros del jardín comienzan sus juegos ante la llegada de la próxima primavera nos alegran estos grises y fríos días. En medio de la tormenta se atisba la claridad, ojalá todo esté despejado de nuevo muy pronto.

viernes, 15 de enero de 2021

Hotel de insectos


 Los insectos son muy necesarios en el jardín y el huerto, colaboran en mantener sanos nuestros cultivos, actúan como un pesticida natural. Con su ayuda no se necesitan productos químicos para combatir las plagas en nuestras plantas.

Un refugio de insectos les permitirá pasar los meses de invierno y en primavera tendremos de nuevo trabajando a nuestros ayudantes del huerto ecológico: Crisopas, avispas, mariquitas, abejorros y demás bichos beneficiosos encontrarán en los diversos compartimentos un buen y merecido alojamiento.


martes, 29 de diciembre de 2020

Futuro esperanzador


 Estamos a punto de despedir el 2020. Hemos vivido meses terribles, la pandemia que sufre la humanidad sigue causando miles de muertos en todo el planeta. En estos días estamos recibiendo las primeras vacunas, significan una esperanza y empezamos a ver la luz al final del tunel...

Confiamos en un futuro esperanzador que permita terminar pronto con esta angustia. Que el año nuevo venga con salud y felicidad.

¡Feliz 2021 para todos!

viernes, 18 de diciembre de 2020

Pasado, presente, futuro...

 

Esta imagen que capté casualmente, representa el paso del tiempo. Es un cartel indicativo con el nombre de mi pueblo, los años le dan un aspecto vintage que ofrece un encanto especial. Ha sobrevivido a muchos habitantes, ha visto pasar a nuevas generaciones y probablemente seguirá en el mismo lugar durante mucho tiempo...

Los gorriones que reposan sobre él representan el presente, confiados y tranquilos, intuyen que los humanos estamos combatiendo a un enemigo dañino muy resistente y por eso no vamos a alterar su tranquilidad.

La vegetación que lo rodea es el futuro, un futuro incierto y esperanzador a la vez. Saldremos adelante con heridas pero con una lección aprendida, cuidar de nuestro entorno y de la naturaleza es vital para la humanidad.

viernes, 4 de diciembre de 2020

Bu-bu-bub


 Esta es la historia de la relación amistosa que surgió entre un perro y una abubilla.

Bubu estaba afanada en construir su nido en el hueco de un pino, ramas, barro, pelos de perro que dejaba durante su paseo su amigo Draco, y por supuesto sus propias heces. El nido debe tener un olor fétido para disuadir a predadores. Bajó al suelo para recoger material de construcción y en ese momento de distracción un gavilán bajaba en picado para atraparla, Bubu miró hacía arriba aterrorizada y paralizada, un perro negro dió un salto y se interpuso  entre ella y el ave rapáz, el gavilán empredió la huída. Le había salvado la vida.

Llegó el verano, Draco paseaba todos los dias por el sendero cercano a su casa, era un paseo tranquilo y relajado. Esa tarde nefasta su hocico se acercó peligrosamente a una oruga que desfilaba disciplinadamente con sus compañeras de procesión. Como consecuencia Draco estuvo muy malito con un doloroso proceso de alergia. Bubu presenció el suceso desde lo alto del pino, recordó cuando en primavera Draco había disuadido con sus ladridos al gavilán que tenía pensado desayunar con ella...

Cuando el perro se recuperó y volvió a salir temeroso a su paseo Bubu bajó al sendero y le dijo:

-No te preocupes, desde hoy puedes pasear con tranquilidad, yo me ocupo de recoger las orugas de procesionaria, tengo mi nido aquí cerca y mis pequeños necesitan mucho alimento. Draco le contestó: (los animales tienen un idioma común)

-Gracias por tu ayuda, de todas formas a partir de ahora tendré mucho cuidado seré más prudente y no tan curioso, no quiero volver a estar enfermo.  La abubilla  respondió:

-Yo también tendré mucho cuidado cuando me dedique a buscar comida, mis hijos necesitan alimento pero sobre todo a su mamá.


La naturaleza es muy sábia y en ella todo está programado para una sinergia entre todos sus habitantes. Nunca debemos interrunpir esa simbiosis con nuestras acciones destructivas